>Comité Estratégico >Panel Científico por la Amazonía >Documentación científica >Noticias >Prensa >Síguenos >Contacto >Quiénes somos

Panel Científico
por la Amazonía

Ciencia por una Amazonía Sostenible

La Amazonía es el mayor bosque tropical del mundo. Más del 10% de las especies de plantas y animales que conocemos convive allí. En dos hectáreas de ella hay más variedades de árboles que en toda América del Norte. En sólo uno de sus árboles puede haber tantas especies de hormigas como en todo el Reino Unido.

En su cuenca hay más de 2.300 especies de peces, más que en todo el Océano Atlántico. Cerca de una sexta parte del agua fresca del planeta fluye por sus ríos y arroyos. El bosque Amazónico es también un amortiguador contra el cambio climático: regula la variabilidad climática y almacena alrededor de 130 mil millones de toneladas de carbono, casi el valor de una década de emisiones globales de dióxido de carbono.

Hoy este ecosistema de más de 7 millones de kilómetros cuadrados está amenazado por la deforestación, los incendios, la minería, el desarrollo del petróleo y el gas, las grandes represas para generación hidroeléctrica y las invasiones ilegales. Solo en julio de 2019, debido a los incendios, se perdió un área de bosque del tamaño de Luxemburgo.

Científicos de los países amazónicos y socios globales nos hemos unido bajo los auspicios de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (Sustainable Development Solutions Network SDSN) para aportar nuestros conocimientos y experiencia y realizar una evaluación científica del estado de los diversos ecosistemas, el uso de la tierra y los cambios climáticos de la Amazonía y sus implicaciones para la región.

El informe final de este Panel Científico por la Amazonía – previsto para el primer semestre de 2021 – será el primer informe científico realizado para toda la cuenca del Amazonas y su Bioma, y un llamamiento a los gobiernos, las empresas, la sociedad civil y los habitantes de todo el planeta a implementar las recomendaciones y actuar juntos para la conservación y el desarrollo de una Amazonía sostenible.

Lo que sucede en el mundo afecta la Amazonía y lo que sucede en la Amazonía afecta al mundo. De su conservación depende el bienestar de quienes habitamos hoy el planeta y de las generaciones por venir. Apelamos a la conciencia de toda la humanidad para salvarla. Aún estamos a tiempo.

CUENCA
AMAZÓNICA

10     
Claves
    para salvar
la Amazonía  

La soberanía
de la Amazonía
es intocable.
La soberanía
de la Amazonía
es intocable.
La soberanía
de la Amazonía
es intocable.

Galería:
una mirada desde Adentro

La soberanía
de la Amazonía
es intocable.
La soberanía
de la Amazonía
es intocable.
La soberanía
de la Amazonía
es intocable.
La soberanía
de la Amazonía
es intocable.

Galería:
reconociendo un Territorio

La soberanía
de la Amazonía
es intocable.

Galería:
la Amazonía
Diversa

La soberanía
de la Amazonía
es intocable.
La soberanía
de la Amazonía
es intocable.
Una inmensidad amenazada

Formada hace más de 30 millones de años, la Amazonía ha estado habitada por pueblos indígenas durante más de 11.000 años. Sus límites abarcan casi 7,5 millones de km2 — unas 12 veces el tamaño del estado de Texas y 28 veces el tamaño de Italia— y se extienden a través del territorio de ocho países: Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guayana, Perú, Surinam, Venezuela y un territorio, la Guayana Francesa.

Alrededor de 5,5 millones de km2 de su territorio está cubierto por bosques. En ella viven 35 millones de personas, entre ellos indígenas y poblaciones tradicionales que hablan 330 lenguas distintas.

La deforestación y la degradación de los bosques no son sólo un problema del medioambiente. La evidencia estadística muestra que los homicidios aumentan con la deforestación, debido al violento proceso de acaparamiento de tierras que desplaza a las comunidades tradicionales e intensifica la propagación de enfermedades.

En los países occidentales de la Amazonía, las mafias internacionales relacionadas con el narcotráfico, y la tala y la minería ilegales causan un gran sufrimiento a través de la trata de personas, el trabajo forzado y los asesinatos.

SALIR
DEL
MAPA

Información obtenida de www.mapbiomas.org

10      
Acciones   
    para conservar
la Amazonía  

La soberanía
de la Amazonía
es intocable.
La soberanía
de la Amazonía
es intocable.
La soberanía
de la Amazonía
es intocable.
La soberanía
de la Amazonía
es intocable.

Galería:
el bosque tropical
bajo fuego

La soberanía
de la Amazonía
es intocable.
La soberanía
de la Amazonía
es intocable.
La soberanía
de la Amazonía
es intocable.

Galería:
una intervención insostenible

La soberanía
de la Amazonía
es intocable.
La soberanía
de la Amazonía
es intocable.
La soberanía
de la Amazonía
es intocable.


Galería:
una red de comunicación
indígena

INFO

1. Promover la gestión con base en la evidencia científica

Garantizar la sostenibilidad de la Amazonía requiere tomar decisiones con fundamentos científicos que tengan en cuenta los conocimientos de los pueblos indígenas y comunidades tradicionales. Es necesario desarrollar una agenda para la ciencia, la tecnología, la innovación y la inversión que promueva una economía de conocimiento basada en la naturaleza, bosques en pie y ríos que fluyen, y que considere nuevas oportunidades para empresas sostenibles en sistemas agroforestales, silvicultura de especies nativas, agricultura regenerativa, pesca, minería sostenible y ecoturismo.

INFO

2. Suprimir y controlar la propagación de los incendios forestales

Evitar la degradación forestal exige controlar los incendios forestales, utilizando intervenciones basadas en evidencia científica y técnicas de monitoreo casi en tiempo real. Es prioritario prevenir y combatir la tala ilegal y restaurar las áreas que han perdido la mayor parte de sus bosques para asegurar conectividad de la biodiversidad, disminuir los impactos del cambio climático y reducir el riesgo de un punto de no retorno en la sabanización de grandes áreas del bosque.

INFO

3. Terminar con la deforestación y los cambios en el uso de la tierra

Estas medidas deben abarcar la tala, la minería, la agricultura y la ganadería en virtud de los códigos nacionales existentes. Se deben eliminar los subsidios y otros incentivos indirectos para actividades depredadoras y restringir el acceso al crédito público y la cooperación internacional para el desarrollo de los deforestadores ilegales y las empresas que se benefician directamente o compran productos de zonas deforestadas ilegalmente en la Amazonía.

INFO

4. Financiar los organismos encargados de hacer cumplir la ley

Es indispensable financiar plenamente todos los organismos nacionales encargados del monitoreo, del cumplimiento de la ley y del seguimiento, con apoyo financiero internacional según sea necesario y solicitado. También es necesario incrementar el apoyo para la aplicación de la legislación vigente sobre uso de la tierra, tenencia de la tierra y derechos humanos. No puede haber sostenibilidad sin cumplimiento de la ley.

INFO

5. Revisar el impacto ambiental de los proyectos de infraestructura

Es imprescindible analizar el eventual impacto ambiental de los grandes proyectos antes de su construcción. Según la Red de Información Socioambiental Georreferenciada Amazónica (RAISG), el 68% de las tierras indígenas y las áreas naturales protegidas en la región amazónica están bajo presión por carreteras, minería, represas, extracción de petróleo, e incendios forestales y deforestación.

INFO

6. Fortalecer los códigos y normas forestales

Es urgente mejorar los códigos y leyes forestales de los ocho países amazónicos y la Guayana Francesa con base en fundamentos científicos y en la protección constitucional de los derechos humanos y la sostenibilidad del medio ambiente, de acuerdo con las regulaciones nacionales e internacionales.

INFO

7. Un mayor financiamiento Internacional.

La reactivación y expansión del Fondo Amazónico requiere de al menos mil millones de dólares al año para cofinanciar la investigación científica e innovadora, la conservación de los bosques, la restauración forestal de tierras degradadas, los servicios de almacenamiento de carbono, la restauración del agua dulce, la vigilancia comunitaria, la gestión sostenible de la selva tropical y su biodiversidad y el desarrollo de capacidades educativas sobre la ciencia amazónica.

INFO

8. Proteger a los pueblos y comunidades indígenas

Es vital la protección de los pueblos y comunidades indígenas frente al acaparamiento de tierras, la tala, la minería, la agricultura y la ganadería ilegales, no autorizadas o indocumentadas, y de todos los actos de violencia y crímenes de odio contra los pueblos indígenas y comunidades tradicionales, así como la finalización rápida y precisa de todas las demarcaciones pendientes de tierras indígenas.

INFO

9. Certificar las cadenas de suministro

Las cadenas de suministro de la soja, el café, la carne, la madera y los productos no madereros, y minerales originados en el bosque amazónico deben certificarse bajo el cumplimiento de los acuerdos nacionales e internacionales de sostenibilidad, con datos disponibles al público sobre las empresas que participan en la cadena de suministro global relacionadas con países no amazónicos.

INFO

10. Expandir el monitoreo científico

Es fundamental proteger y ampliar el monitoreo científico en tiempo real de las condiciones del bosque amazónico (incluidos datos satelitales, teledetección y observaciones terrestres) para permitir la implementación de una plataforma de alerta temprana de riesgos para los bosques y los ríos.

Una riqueza que se extingue

En los primeros ocho meses de 2019 hubo más de 45.000 incendios en la Amazonía brasileña. El mundo entero observó alarmado mientras la selva ardía.

Cada año la deforestación intensifica aún más su curso arrasador. En 2019 se perdieron más 1.7 millones de hectáreas de bosque primario amazónico en Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador y Perú, según cifras de MAAP, que monitorea una gran área de la Amazonía. Y durante los primeros seis meses de 2020, la deforestación en Brasil aumentó un 26% en comparación con 2019, según los datos del Instituto Nacional de Brasil de Investigaciones Espaciales, INPE.

La Amazonía alberga al menos el 10% de las especies conocidas en la tierra y un número incalculable de microorganismos. A medida que los humanos la invaden, destruyen los reservorios naturales de virus y patógenos y la podrían convertir en una fuente potencial para futuras pandemias.

La Amazonía en su conjunto está muy cerca de alcanzar un punto de no retorno y de colapso. Algunas de las zonas arrasadas por el fuego y la deforestación tardarán décadas en recuperarse. Otras incluso siglos. Si no actuamos rápido, en 30 años podrían desaparecer casi la mitad de las especies de árboles. ¡Todavía estamos a tiempo de actuar!

>Comité Estratégico >Panel Científico por la Amazonía >Documentación científica >Noticias >Prensa >Síguenos >Contacto >Quiénes somos
Orientation